Un triunfo en Chile ante Palestino le significó a Boca iniciar con buen pie su participación en la edición 2015 de la Copa Libertadores