Carsten Kammlott, jugador del Erfur de la tercera división de Alemania, marcó un golazo de “escorpión” en el partido que su equipo enfrentó al Dynamo de Dresde.

La anotación no pudo evitar que Erfur cayera por 3-1 ante Dynamo de Dresde, pero nadie le podrá quitar a Carsten la alegría de haber anotado tremenda pintura de gol, para la celebración -temporal- de sus seguidores.